Noticias

B. Larraín: “Es sano asumir que en todo sistema social, como las grandes empresas, pueden existir malas prácticas”

abril 7, 2016

Presidente de Colbún y miembro del grupo Matte, Bernardo Larraín, entrega su punto de vista respecto de cómo abordar la crisis de confianza que enfrenta el país.

Varios son los temas que abordó el presidente de Colbún, Bernardo Larraín, en la carta dirigida a los accionistas de la eléctrica del grupo Matte.

Junto con referirse a los hitos de la compañía en 2015 -marcados por el inicio de su internacionalización, con el arribo a Perú-, Larraín Matte abordó con profundidad la crisis de confianza que vive el país, provocada entre otras razones por los sucesivos escándalos empresariales que han ocurrido en el país. Aunque no mencionó ninguna empresa en particular, el contexto es especialmente sensible para Larraín Matte considerando que otra de las empresas que forma parte del grupo ligado a su familia, CMPC, está fuertemente cuestionada luego de haber reconocido su participación en una colusión en el mercado del tissue.

En la carta, Larraín sostiene que en la desaceleración de la economía chilena se cruzan varios factores: China y la caída de los commodities; la “profundización de la crisis de confianza que afecta a todas las instituciones” y la incertidumbre generada por las reformas.

“En Colbún somos conscientes que las empresas no están ajenas a este escenario de desconfianza, el que también se ha intensificado por reprochables conductas conocidas en el último tiempo. Frente a ellas podemos cómodamente tomar distancia o presumir que nuestros gobiernos corporativos o sistemas de control interno nos hacen inmunes a su ocurrencia. Pero creemos que es más útil y sano asumir que en todo sistema social, especialmente en aquellos de alta complejidad como son las grandes empresas, pueden existir malas prácticas potenciales, frente a lo cual corresponde más bien preguntarse ¿Qué podemos mejorar en nuestra gobernanza, en nuestros sistemas de control y sobre todo en nuestras culturas corporativas? No sólo para minimizar su riesgo de ocurrencia, sino también para profundizar la adaptación corporativa a un contexto abiertamente escrutador por parte de múltiples agentes, con otros estándares de transparencia y donde las percepciones se convierten en realidades masivas difíciles de revertir, todas tendencias propias de una sociedad moderna”.

Y continúa señalando que se trata de “desafíos complejos porque dicen relación con la construcción y luego con la gestión de un activo más relevante que los activos físicos, como es el capital de credibilidad, en un contexto donde lo que impera es la desconfianza. Así como también porque una respuesta exclusivamente basada en el control corre el riesgo de terminar afectando lo que es parte de la naturaleza misma de la actividad empresarial: tomar riesgos y crecer”.

En este contexto, Larraín Matte sostiene que durante el año pasado se profundizó el programa de fortalecimiento de nuestro gobierno corporativo, certificando el Modelo de Prevención de Delitos, actualizando las políticas y procedimientos del directorio, y revisando el código de ética. Además, ampliaron la visibilidad y alcance del canal de denuncias. También formalizaron, transparentaron y precisaron el rol de cada uno de los comités que existen en la empresa: “Me refiero tanto a los comités asesores del directorio como son el Comité de Directores, el Comité de Auditoría Interna y la Mesa del Directorio, como los comités asesores de la administración como son el Comité de Riesgos y Sustentabilidad, de Regulación y de Proyectos, entre otros”, sostuvo, añadiendo que incorporaron una auto-evaluación del directorio.

“Sin perjuicio de la importancia de éstas y otras políticas de gobierno corporativo, serán letra muerta si no se plasman en una ética y prácticas de nuestra cultura organizacional y sin liderazgos – a todo nivel en la empresa – que con su ejemplo muestren el camino”, finalizó.

Internacionalización
En su carta, el presidente de Colbún comienza destacando su arribo a Perú. “Colbún concretó su primera incursión fuera de Chile tras adquirir junto al fondo de inversión peruano SIGMA y el fondo soberano Abu Dhabi Investment Authority, el 100% de Fenix Power Perú”, dijo. Y añadió: “como socio operador y controlador (51%) del consorcio comprador, uno de nuestros desafíos en 2016 será avanzar hacia un modelo de integración con dicha central que nos permita agregar valor para todos nuestros grupos de interés. Nuestra intención, además, es seguir explorando oportunidades en la región”.

Respecto a los resultados “2015 fue un buen año”, dijo, y continuó: “Colbún logró en el ejercicio pasado un Ebitda de US$583,3 millones, el más alto en su historia”.

Fuente: Pulso

COMPARTIR