Noticias

Carlos Batlle: “Sin un sistema hidráulico potente es complejo alcanzar una matriz 100% renovable”

diciembre 1, 2017

El experto en el sector eléctrico es coautor del estudio “Utility of the Future” del MIT, una influyente publicación sobre las principales tendencias del sector. De visita en Chile para participar en un taller de la Asociación de Generadoras, Batlle conversó con +Energía sobre los desafíos de la industria energética a nivel global.

¿Cuáles son a su juicio los principales drivers o fuerzas que van a mover la industria eléctrica en los próximos años?

Las principales son dos. Primero, está la evolución de la tecnología renovable, y, en general, todo lo que tiene que ver con la presión sobre el sector eléctrico para reducir las emisiones, lo cual tiene que ver con la tecnología solar fotovoltaica, eólica, el desarrollo de baterías y el avance de los autos eléctricos.

Y en segundo lugar, asociado a lo anterior, está la participación que tendrán los consumidores en el despacho y operación de los sectores eléctricos. Esto tiene que ver con la automatización de la demanda, la gestión de la misma, y la gestión del consumo de autos eléctricos y sistemas calefacción. Y también, con la contribución que los propios consumidores puedan hacer en el futuro al sistema a través de la energía distribuida.

Respecto a las energías renovables se ha discutido la posibilidad de que se pueda llegar a una matriz alimentada en un 100% por este tipo de energía ¿cuál es tu visión sobre eso?

Dependerá mucho de los sistemas. En los países latinoamericanos, como Chile, Perú, Colombia y sobre todo Brasil, que tienen una importante capacidad almacenamiento hidráulico, creo que se puede llegar perfectamente al 100% de generación renovable. Ahora, en EE.UU. y en Europa, el problema es cómo almacenar energía o cómo cubrir la falta de producción renovable durante un tiempo mayor, como puede ser una semana o más. En este último caso, aún no tenemos una tecnología de almacenamiento que sea eficiente. Y no creo que vaya a serlo en los próximos 20 o 30 años. Por lo tanto, alcanzar un 100% de energía renovable va a ser complejo sin un sistema hidráulico potente.

Entonces ¿los países latinoamericanos con una base hidroeléctrica tienen una ventaja en este camino?

Sí, porque no hay mejor almacenamiento que el hídrico, el cual permite modular y gestionar la generación intermitente o variable más allá del plazo de una semana. Yo creo que en el caso de Chile, con la capacidad hidráulica que hoy tiene posiblemente es suficiente para sustentar un desarrollo de las renovables según los objetivos de penetración propuestos. Y espero que dentro de unos 10 o 15 años, si necesita más capacidad de almacenamiento, pueda aprovecharse el desarrollo de baterías de litio, desarrollo en el cual los demás países tienen que invertir urgentemente para alcanzar su objetivo de renovables.

¿Cuáles son desde el punto de vista regulatorio los desafíos que tienen actualmente los gobiernos para dar espacio a esta mayor generación renovable?

Si se quiere avanzar realmente en descarbonizar o descontaminar los sistemas eléctricos, los países con mayores desafíos son aquellos que no tienen almacenamiento hidráulico. En el caso chileno, tienen la suerte de que pueden ir modelando esta transición con antelación ¿Qué es lo que necesitan estos sistemas? Básicamente mejorar las señales de corto y largo plazo en los mercados. Que realmente, tanto en los mercados mayoristas como en el mercado de los consumidores finales, el objetivo sea crear mecanismos que permitan valorizar la energía de forma más detallada en el tiempo, que haya señales de precios-horario para los consumidores. Y en forma adicional, que haya señales de precio para los generadores que permitan a éstos poner en valor lo que contribuyen dentro del día, las reservas que tienen y aportan, y la flexibilidad que dan al sistema.

“El cuello de botella de la transición energética es el almacenamiento”

Hay casos de países, como Australia, que están repensando parte su regulación para equilibrar mejor el objetivo de bajar emisiones y tener seguridad de suministro ¿Cómo se está resolviendo esto en el mundo desarrollado?

Lo que están haciendo todos los gobiernos, especialmente en Europa, es desarrollar mecanismos de pago de capacidad, como se inventó aquí en Chile en los ochenta y en Latinoamérica en los noventa. Entonces, lo que están tratando de buscar, son fórmulas para que la nueva generación necesaria tenga contratos a largo plazo para que pueda invertir y cubrir sus riesgos. Y, por otro lado, están aplicando mecanismos similares al australiano, mecanismos que llaman reservas estratégicas, que consisten, básicamente, en establecer un pago a unas centrales de generación para que no cierren, porque se piensa que en el futuro van a ser necesarias para dar seguridad y flexibilidad al sistema. En el fondo, lo que están haciendo algunos gobiernos es volver a la planificación centralizada, pero sin que se note mucho, de forma indirecta.

¿Qué tan rápido avanzaremos en el actual proceso de transición energética?

El cuello de botella de la transición futura es el almacenamiento. En donde exista ese cuello de botella y no haya almacenamiento, llevará más tiempo el cambio. En ese sentido, creo que llevará un cierto tiempo.
Sí creo que por el lado del consumidor, sobre todo en aquellos con mayor poder adquisitivo, veamos probablemente un cambio más rápido de los que los propios costos indican, simplemente por capacidad y voluntad de pagar más por promover el medio ambiente y un desarrollo más sostenible. Ahora mismo, la mayoría de las compras de autos eléctricos no se hacen por economía ni porque el precio sea menor, sino porque a los consumidores les hace feliz comprárselos.

¿Ves que ese almacenamiento a precios competitivos vaya a surgir pronto?

Cuando en el año 2006 hablabas con el lobby solar fotovoltaico, las mejores proyecciones que se tenían era que hoy tendríamos precios diez veces superior a los que efectivamente tenemos. ¿Por qué ha ocurrido este ahorre de costos? Simplemente porque ha habido mucho interés del mercado global en producir esta baja de precios.

En cuanto al almacenamiento particular, yo no sé lo que va a ocurrir, pero lo que sí sé es que los intereses económicos que había en el caso de la solar eran menores de lo que va a haber en el caso de las baterías. Porque las baterías no solo son relevantes para el sector eléctrico, sino que también para el de transporte y telefonía móvil. Si uno hace la regla de tres podría esperar que a más inversión, la tecnología sería capaz de traer mayores ahorros. Ahora, esta es una intuición que está fundada en nada, y por tanto es, en principio, más fe en la especie humana que cualquier otra cosa.

¿Cree entonces que las tecnologías convencionales tienen un rol en un suministro más seguro del sistema hacia adelante?

Mientras que no haya una solución de almacenamiento infinito a un precio rabiosamente barato, si el objetivo es muy agresivo, como quiere la comisión europea de descarbonizar a niveles por encima del 80%, hasta ese punto -que espera alcanzar en 2050- es imprescindible tener generación térmica.

Se escucha que en Chile está transición se está acelerando mucho, quizás más que cualquier otro país de América Latina ¿cómo se ve desde afuera?

Que es un país con un modelo de desarrollo económico superior al 80% de los países europeos. Es un país rico, que tiene un potencial de recursos renovables inigualable en el mundo, y con mucho recurso hidráulico, por lo que se entiende que sea completamente razonable que se invierta tanto aquí, tiene todo el sentido.

Autos eléctricos

¿Qué tan rápido vamos a avanzar en la electrificación de los vehículos? Hace un tiempo se escucha sobre su llegada al mercado, pero todavía siguen siendo una porción muy pequeña del parque automotriz.

Van a avanzar mucho en Europa porque la presión política es brutal, porque las distancias son más cortas que en EE.UU. y porque la opinión pública tiene un nivel de conciencia muy superior. En EE.UU., en cambio, se va a avanzar muy poco.

¿Y por qué en EE.UU. poco?

Porque las distancias son mucho mayores, porque los impuestos y el costo de la gasolina es la tercera parte que hay en Europa y el proceso de cambio que hay que llegar para que realmente no sea una locura comprarse un auto eléctrico, salvo que sea gente muy sofisticada que se compre un Tesla, es un camino demasiado largo. Pero en Europa yo me he comprado un auto eléctrico porque si hago números ahorro dinero.

COMPARTIR

TEMAS