Noticias

Con educación temprana a distancia niños de Cochamó enfrentan la pandemia

octubre 27, 2020

Iniciativa es impulsada conjuntamente por la empresa Colbún, la Fundación Niños Primero y la Municipalidad de Cochamó.

A casi tres meses de su inicio, el programa educativo “Familias Power” ejecutado por Fundación Niños Primero y que se realiza gracias al apoyo de Colbún, mediante su programa “Energía para el Futuro”, y la Municipalidad de Cochamó,  ha recibido una positiva acogida de los 30 menores y sus respectivas familias que participan de esta iniciativa en la comuna, la que busca proporcionar apoyo y formación básica a niños y niñas entre 2 a 4 años, por medio de juegos intencionados y el trabajo con cuentos y libros. 

Marcia Cerón, vecina del sector de Llanada Grande, participa con su hijo Alonso, señalando que este programa “ha sido fundamental para la educación preescolar de nuestros hijos, porque ha llegado a lugares tan aislados, donde no contamos con un jardín infantil”. Agregó que “estoy muy contenta con el avance en su aprendizaje, ya que (Alonso) sabe contar, identificar los colores y cuenta hasta diez. Esto no habría sido posible sin la ayuda del programa”.

Jacqueline Hunter, también del sector de Llanada Grande y madre de Máximo, indicó que “veo a mi hijo feliz porque él sabe que dos veces a la semana el tiempo se detiene y espera con ansias qué le va a tocar pasar, quizás los animales o los colores, algún libro que armemos, alguna historia o un juego”. 

Por su parte, la mamá de Alhaí, Verónica Ojeda, del sector de Pocoihuén, explicó que “me encanta el programa, es primera vez que participo y en este tiempo de pandemia nos ha servido demasiado, ya que ella se mantiene entretenida y espera la clase con muchas ansias. Aparte nos ha ayudado a dedicarnos más tiempo para compartir y divertirnos en familia”.

Cabe destacar que esta iniciativa beneficia a grupos familiares de las localidades de Llanada Grande, Pocoihuén y Cochamó, por medio de sesiones en forma remota. A través de clases semanales, la idea es apoyar el proceso educativo de este grupo, junto con ayudar a las familias participantes a fortalecer el lazo padre/madre-hijo, contribuyendo así a disminuir las brechas educativas y sociales. 

“Estamos contentos con la recepción que ha tenido este programa entre las familias participantes, ya que da cuenta de una necesidad sentida entre la comunidad, como es acceso a una educación de calidad para la primera infancia, entregando herramientas y conocimientos a sectores que se han visto alejados y postergados históricamente, no solo en esta actual pandemia”, sostuvo el director de Asuntos Públicos de Colbún Zona Sur, José Miguel Trabucco.  

“Esta pandemia nos ha demostrado la tremenda importancia de los padres como primeros y mejores educadores de sus hijos. Por ello, estamos muy agradecidos de contar con el apoyo de empresas como Colbún para seguir entregando nuestro programa educativo en casa a niños de Cochamó que involucra también a los padres y los invita a ser activos protagonistas en el futuro de sus niños”, indica Anne Traub, directora ejecutiva de Fundación Niños Primero.

Para el desarrollo del programa, cada familia recibió en sus casas juguetes didácticos y libros de manera gratuita. En tanto, una monitora de Fundación Niños Primero guía la sesión de trabajo por medio de una videollamada, de modo que sea el tutor responsable quien lidere el proceso. 

El seguimiento del programa se realiza por medio de la plataforma EKID, desarrollada por la Fundación Niños Primero, que en 2019 ganó un Premio Avonni en innovación social. Dicha plataforma permite un exhaustivo control de las visitas y de las sesiones remotas que realizan las monitoras. Además, permite realizar una evaluación del programa y diseñar una actividad final para los niños y sus familias.