Noticias

Con Fiesta de la Cosecha Colbún finaliza programa de Huertos Familiares

enero 13, 2017

La iniciativa, que comenzó en septiembre del año pasado, benefició a 31 vecinos de la Ruta Internacional.

Con una “Fiesta de la Cosecha” se dio por finalizado el Programa de Huertos Familiares de la empresa Colbún, en el cual participaron 31 vecinos pertenecientes a la Ruta Internacional.

El programa tuvo por objetivo que los participantes pudieran desarrollar en sus casas cultivos sustentables, con la finalidad de cosechar productos que en un mediano plazo les permitiera mejorar su calidad de vida, teniendo la posibilidad de autoconsumo o de negocio a través de su venta.

La iniciativa, impulsada por Colbún con el apoyo de Fundación La Semilla y Pipartnert Group, comenzó en septiembre con talleres teórico-prácticos ejecutados en la Junta de Vecinos de Las Vizcachas, oportunidad en que se enseñó de manera práctica a los vecinos sobre los principios básicos para la construcción y mantención de un huerto orgánico. Posteriormente, se realizó la etapa de instalación de dos platabandas por hogar, además de la entrega de insumos, con el objetivo que las familias pudieran comenzar su propio huerto.

En tanto, durante los meses previos a la cosecha, se realizaron visitas en terreno por parte de personal especializado, de modo de conocer los avances de cada participante y orientar en aquellos casos que necesitaban perfeccionar alguna de las técnicas de cultivo.

Gracias a lo aprendido, y luego de un trabajo en familia, comenzaron a surgir las primeras cosechas de hortalizas y hierbas.

En esta ocasión, para dar por finalizado el programa, se llevó a cabo una serie de talleres. El primero estuvo dirigido a conocer la experiencia de cada una de los vecinos participantes y el segundo correspondió a cocina orgánica, donde aprendieron cómo preparar sus cosechas de manera más saludable, para luego dar paso a una degustación y almuerzo comunitario.

El Subgerente del Complejo Aconcagua de Colbún, Mauricio Orellana, manifestó que: “estamos muy felices de lo que se ha logrado con este programa, ya que cada familia ha podido desarrollar su propio huerto. Hoy celebramos no solo la cosecha de hortalizas y hierbas, sino el esfuerzo, dedicación y compromiso entregado por cada participante. Como empresa estamos seguros que con estas iniciativas podemos contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas”.
Senaida Contreras, una de las participantes del programa, expresó que “fue una experiencia maravillosa. Con las nuevas tecnologías que nos enseñaron tengo un paso más para no estar picando la tierra y mejorar nuestra calidad de vida. Agradecer a la empresa Colbún, que nos ha ayudado; y a los profesores y guías que nos han ido a visitar a las casas. Yo me siento orgullosa porque a la edad que tengo todavía puedo aprender algo”.

“Ha sido una experiencia bastante enriquecedora, de constante aprendizaje, donde hemos derribado mitos y creencias de formas de cultivos del pasado. Hemos puesto en práctica nuevas tecnologías, nuevas formas de riego, aprovechando todos los recursos que nos han dado”, manifestó María Wigand, otra beneficiaria de esta iniciativa.