• Español

Noticias

Cuarta versión del programa Huertos Familiares Colbún concluye con fiesta de la cosecha virtual

febrero 5, 2021

La iniciativa, que ya ha beneficiado a cerca de 120 vecinos del Camino Internacional, es impulsada por la empresa, Colbún con el apoyo de Fundación La Semilla y Pipartner Group. 

En su cuarta versión, el programa Huertos Familiares Colbún finalizó sus actividades a través de un encuentro virtual, debido a la situación sanitaria actual producto del COVID-19, totalizando cerca de 120 vecinos del Camino Internacional capacitados en el manejo de huertos orgánicos durante sus cuatro años de implementación.

El programa, que en esta edición contó con 26 participantes, es impulsado por la empresa Colbún, a través de su Complejo Aconcagua, y cuenta con el apoyo de Fundación La Semilla y Pipartner Group. La iniciativa busca que los vecinos puedan obtener cultivos sustentables, mediante el manejo eficiente del agua y el suelo, y cosechar productos saludables que al mediano plazo les permitan mejor su calidad de vida a nivel de salud, ahorro económico y eventual venta de productos a terceros.

El cierre del programa se llevó a cabo con la denominada “Fiesta de la Cosecha”, donde se realizó una retroalimentación con los asistentes, se abordó el tema de cosechas de semillas y acuaponía (variante de la hidroponía), y se contó con la participación especial de la chef Connie Achura, quien realizó un taller sobre cocina y alimentación saludable. 

El presidente de la Asociación de la Junta de Vecinos de Camino Internacional, Manuel Arrendondo, comentó que “es muy importante este proyecto, por el cual los vecinos han logrado aprender y también mejorar sus conocimientos en cuanto a la siembra”. Agregó también que “este es un beneficio directo, a largo plazo, puesto que los conocimientos adquiridos son valiosos y los ayuda a producir huertos sin pesticidas ni químicos”.  

Vale recordar que la iniciativa busca explicar de manera práctica los principios básicos para la construcción y mantención de un huerto orgánico, con un foco puesto en el uso eficiente y ahorro del agua.

Edith Riquelme, vecina del Camino Internacional y participante de esta cuarta versión señaló que “ha sido una experiencia muy bonita, muy positiva. Para mi todo ha sido muy útil y un gran aporte. La alimentación de mi familia ha cambiado mucho, ya no hay químicos y saben el origen de lo que comen”

En la misma línea, otro participante de la iniciativa, Rudy Miralles, explicó que “estamos aprovechando este espacio para poder seguir cultivando. La verdad es que yo no sabía mucho sobre huertos y semillas y aquí pude aprender harto, por lo que, agradecido del aporte, sirve harto para tener nuestras propias cosechas”.  

En esta oportunidad, aquellos alumnos que participaron en años anteriores tuvieron un repaso de los conocimientos adquiridos, y talleres sobre marketing y deshidratado de frutas y hortalizas.  Además, se consolidó un grupo de vecinos llamado “maestros huerteros” que opera como como monitores de los nuevos alumnos, de modo de apoyar su proceso de aprendizaje.