• Español

Noticias

Lluvias de invierno vaticinan buenas cosechas de miel en programa Apicultura Comunitaria de Complejo Aconcagua

diciembre 15, 2020

Con una alta floración de quillay, frángeles, espinos y frutales debido a las precipitaciones en la zona, los productores apícolas esperan llegar a 100 colmenas durante esta temporada. 

Tras un año (cosecha 2019-2020) que no fue tan auspicioso como esperaban, los apicultores que participan en el programa “Apicultura Comunitaria” de Colbún, en la central Los Quilos, esperan un panorama completamente distinto en esta temporada (2020-2021), impulsado principalmente por las lluvias del invierno, para lo cual ya comienzan a prepararse.

Dicho programa busca poner a disposición bosques y plantaciones nativas en terrenos de la compañía, a fin de que apicultores locales puedan alimentar con flora nativa a sus abejas, logrando de esta manera mieles de alta calidad, junto con promover el cuidado del medio ambiente. 

Durante este año, los apicultores que se han mantenido en el programa destacan los beneficios de esta iniciativa. “Comenzamos con 10 colmenas y el objetivo es poder llegar a 100 panales esta temporada, donde tenemos hasta febrero – marzo para poder seguir creciendo”, explicó Eduardo Pérez, apicultor local. 

Al igual que el año pasado, Pérez espera producir miel 100% orgánica, alimentada principalmente de árboles y arbustos nativos que se encuentran en los terrenos de la Central Los Quilos y que actualmente están en proceso de floración.

Pérez indicó que “la cantidad de cosechas de cada año es bastante relativa, pero al haber harta floración puedo hacer entre 3 a 4 en la temporada. Este año, debido a las lluvias, las abejas están acopiando bastante miel”, por lo que el apicultor prevé una cosecha abundante. 

Por su parte, Lucía Vilches, Especialista Ambiental de Colbún, señaló que “estamos felices de cumplir 3 años con el Programa Apicultura Comunitaria en la zona, ya que estamos convencidos que el trabajo colaborativo entre empresa privada, trabajadores y apicultores locales es un ejemplo de asociatividad por un bien común, que es la producción apícola. Esta sinergia genera tantos impactos positivos, como ambientales y sociales, por lo que esperamos se pueda mantener, sumar más apicultores y replicar en otros territorios”.
Cabe recordar que el programa Apicultura Comunitaria es impulsado conjuntamente en la zona por la Agrupación de Juntas de Vecinos del Camino Internacional y la empresa Colbún, buscando generar un encadenamiento productivo sostenible con los emprendedores apícolas locales; además de conservar de manera conjunta estos ecosistemas, ya que con la polinización de las abejas (principal polinizador en el mundo) se contribuye  a aumentar la biodiversidad del territorio (flora y fauna) y potenciar los servicios ecosistémicos del bosque nativo (regulación del agua, control de erosión, captura de CO2, entre otros).