Noticias

Positivos resultados presenta plan piloto de Gestión e Incorporación de Rastrojos en Colbún

octubre 19, 2016

Iniciativa implementada por la empresa Colbún S.A. y la Municipalidad de Colbún durante el primer semestre contó con la participación de 65 pequeños agricultores.

En una ceremonia realizada en la Parcela Demostrativa del Liceo Ignacio Carrera Pinto, se realizó la entrega de los resultados de la primera temporada del Programa de Gestión e Incorporación de Rastrojos 2016, iniciativa impulsada por Colbún S.A. y la Municipalidad de Colbún, y que estuvo dirigida a pequeños agricultores de la comuna.

Durante el primer semestre de este año se implementó una primera experiencia piloto con 65 personas, quienes recibieron asistencia técnica, capacitación y seguimiento personalizado en terreno por parte de profesionales especialistas, junto con la posibilidad disponer de maquinaria agrícola, a fin de realizar el triturado del rastrojo y su reincorporación al suelo.

La idea ha sido evitar la quema de residuos derivados de la agricultura como restos de podas, rastrojos o pajas de trigo o maíz, en otros, que generan grandes daños en la superficie cultivable, el aire y el entorno; ayudar a los agricultores a invertir menos recursos en fertilizantes; y promover una agricultura más amigable.

El Director de Asuntos Públicos de Colbún S.A. en el Maule, Rodrigo León, explicó que este programa “forma parte de un plan de trabajo colaborativo que hemos implementado conjuntamente con los agricultores y la municipalidad para el desarrollo sostenible de la actividad. Hemos venido trabajando en perfeccionar las técnicas de riego eficiente y hoy exploramos esta nueva línea de acción, que nos parece podría ayudar a resolver una problemática creciente. Como empresa tenemos una excelente evaluación de los resultados de la experiencia 2016 y queremos proyectar la continuidad del programa para el próximo año”.

El ejecutivo integral del Instituto de Desarrollo Agropecuario en Linares (INDAP), Miguel Ángel Aldunate manifestó que fueron muy buenos los resultados obtenidos. “Es un programa amigable con el medio ambiente y que está enfocado en la conservación y protección del suelo y la atmósfera”.

Por otra parte, el agricultor y participante del programa, Sergio Sánchez explicó lo aprendido con el programa. “Antes nosotros quemábamos los rastrojos y ahora no porque se incorpora todo, es un abono que nos sirve a nosotros y además permite arreglar los suelos”, comentó.

Positiva experiencia piloto

Los resultados del programa piloto fueron alentadores. Un total de 160 hectáreas fueron intervenidas, lo que equivale a 1.295 toneladas de biomasa de rastrojo de trigo o maíz. Asimismo, las estadísticas señalan que, gracias al programa, se evitó emitir cerca de 80 toneladas de Dióxido de Carbono (CO2), lo que es similar a retirar 20 automóviles en un año o plantar 160 árboles.

También se evitó emitir 73 toneladas de Mónoxido de Carbono (CO), 2 de Dióxido Nitroso (NO2) y 9 de Material Particulado (MP), todos componentes que afectan al medioambiente y la salud. Además, se estimó un ahorro total aproximado de $8.500.000 en fertilizantes, lográndose una producción más orgánica y saludable.

Asimismo, otro de los beneficios de esta iniciativa fue que al intervenir 160 hectáreas se generó un importante aporte de materia orgánica, el cual se transforma posteriormente en fertilizante natural y que se hubiese perdido en el proceso de combustión al llevar a cabo la quema del rastrojo.

COMPARTIR