• Español
    • Inglés

Colbún, cambio climático y emisiones de CO2

Colbún, cambio climático y emisiones de CO2

1 Rutas CO2 neutral: 101 establecimientos neutralizados con bonos de carbono de Colbún

Colbún ha compensado las emisiones de 101 alojamientos, restaurantes, comercios y museos de Lastarria-Bellas Artes, Isla de Pascua, Puerto Varas y Valdivia

Con la finalidad de desarrollar acciones que permitan una contribución concreta a la reducción de la huella de carbono, Colbún -en conjunto con actores locales y asociaciones gremiales- ha compensado las emisiones de gases de efecto invernadero de diversos establecimientos ligados al turismo bajo el concepto de Rutas CO2 neutral.

Estas iniciativas, que buscan además crear conciencia en torno a este tema, se han realizado en conjunto con la consultora Greenticket, la cual se focaliza en medir las emisiones producidas por quema de combustibles, uso de electricidad y manejo de residuos. Esta medición permite determinar la cantidad de emisiones a neutralizar por establecimiento, dando pie a las actuales “Rutas CO2 neutral”.

La primera ruta en ser creada fue en Puerto Varas, donde bajo el alero de un Acuerdo de Producción Limpia (APL) y en alianza con Informatur (Asociación gremial que reúne a los microempresarios turísticos de la ciudad) a fines de 2015 se neutralizaron las emisiones de 24 establecimientos culturales y turísticos de esa ciudad.

Luego fue el turno de Lastarria-Bellas Artes, donde en un trabajo conjunto con la Corporación para el Desarrollo de Santiago (Cordesan), a comienzos de 2016 se compensaron las emisiones de 23 establecimientos (entre ellos: restoranes, alojamientos, café y espacios culturales). Adicionalmente, la mayoría de los establecimientos gastronómicos neutralizados incluyó en sus cartas un adhesivo que destaca cuál es el plato más bajo en CO2.
(Para conocer los 23 establecimientos participantes, ingresa aquí)

A continuación, en agosto de 2016, en asociación con la Cámara de Turismo de Isla de Pascua y también bajo el desarrollo de un Acuerdo de Producción Limpia, se compensaron las emisiones de 37 establecimientos hoteleros de dicha isla. El programa incluyó también “talleres de huella de carbono”, buscando aportar a estudiantes, empresarios hoteleros y comunidad en general información referente al cambio climático.

La cuarta Ruta fue “Valdivia CO2 neutral”. Lanzada en abril de 2017, esta iniciativa se ejecutó en alianza con Visión Valdivia y neutralizó las emisiones de 17 establecimientos adheridos, creando así la primera ruta de este tipo en la Región de los Ríos. Además se realizaron charlas de capacitación respecto al cambio climático a algunos de los trabajadores de los establecimientos.

Las más de 4.500 toneladas de CO2 (en términos estimados: 850 de Lastarria-Bellas Artes; 946 de Puerto Varas, alrededor de 2.000 de Isla de Pascua y 731 de Valdivia) fueron compensadas con bonos de carbono provenientes de Hornitos, central hidroeléctrica de Colbún certificada ante las Naciones Unidas para estos fines.

Para Colbún esta iniciativa –además de reducir la huella de carbono de importantes sectores de la economía, como el turismo- contribuye a crear una conciencia sustentable ya que cuando las personas eligen alguno de los establecimientos “carbono neutral”, están colaborando de manera concreta e inmediata con el cuidado del medio ambiente y una economía con menor huella de carbono.

Para entender más del cambio climático y la huella de carbono ingresa aquí.

2 Hoteles del Carbono Zero certificados con Sello “Carbono Neutral”

Dentro del marco del Programa Hoteles Carbono Zero se midió, verificó y neutralizó la huella de carbono de los hoteles participantes, la cual ascendió a 9.660 toneladas de CO2 equivalentes. En simple, la neutralización equivale a sacar de circulación por un año alrededor de 2.400 vehículos o plantar más de 19.000 árboles.

Al entrar en detalle a la huella de carbono de los hoteles, destaca que la fuente de emisión de gases de efecto invernadero más relevante corresponde al consumo de energía por parte de las instalaciones, representando un 60% del total de la huella, seguido por las emisiones generadas producto del consumo de gas en cocinas y calderas.

Si bien el consumo de energía representa gran parte de la huella de carbono, es importante destacar que los hoteles del Programa Hoteles Carbono Zero están en la búsqueda constante de hacer más eficiente sus consumos.

En esta línea, cabe relevar iniciativas de eficiencia energética que han implementado los hoteles, tales como el Mandarin Oriental el cual cuenta con el sello CAPE (Certificación de Ahorros de Proyectos Energéticos) otorgado por la Agencia de Sostenibilidad Energética de Chile por su proyecto “Eficiencia Energética en Central Térmica”, el cual logro un ahorro energético anual de 2,2 GWh y dejó de emitir un total de 443 toneladas de CO2 equivalentes.

Por otro lado, los hoteles del grupo Accor (Novotel Providencia, Novotel Las Condes, Pullman Vitacura, Pullman El Bosque) cuentan con el programa Planet 21 el cual plantea 21 objetivos para las instalaciones pertenecientes al grupo, alineados con un desarrollo y operación sostenible.

En el mismo contexto, el hotel Plaza San Francisco cuenta con la certificación ISO 50.001, la cual otorga una visión del uso de los recursos energéticos de una manera eficiente y ordenada, además de estrategias de gestión para aumentar la eficiencia energética, reducir los costos y mejorar las prácticas de trabajo orientadas al uso eficiente de la energía.

De la medición de la huella de carbono destaca que los hoteles cuenten con prácticas de reciclaje de residuos como vidrio, aceite, papel, cartón, plástico, entre otros residuos, con lo cual disminuyen su impacto medioambiental, y así sus emisiones.

3 Factores de Emisión de CO2 de Colbún y el Sistema Interconectado Central

El siguiente gráfico muestra los factores de emisión de CO2 de Colbún, y el de todas las centrales del Sistema Interconectado Central (SIC) correspondientes a los últimos 12 meses.

Tal como se aprecia en el gráfico, el factor de Colbún es en promedio un 15 a 20% inferior al del SIC, lo que es resultado de contar con una matriz de energía balanceada entre centrales hidroeléctricas de pasada, centrales hidroeléctricas de embalse y centrales termoeléctricas a gas natural, diésel y carbón. Este equilibrio permite generar energía de manera segura, competitiva y sustentable.

Notas a. El factor de emisión de CO2 se refiere a las toneladas de dióxido de carbono (CO2) emitidas a la atmósfera por cada gigawatt hora (GWh) de energía generada, tanto por Colbún como por el sistema completo;
b. Para facilitar la lectura e interpretación de los datos, los factores de emisión mostrados en el gráfico corresponden a la media móvil de los últimos 10 días;
c. Los factores de emisión son comparables ya que las emisiones se dividen por la energía generada por Colbún y por todos los actores del SIC.

4 Colbún cuenta con seis centrales acreditadas para emitir bonos de carbono

En 1997, en la Conferencia por el Cambio Climático en Kioto, Japón, Naciones Unidas creó un mecanismo para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero reconociendo a los proyectos que reducen las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, certificándolos como sustentables.
Este sistema, conocido como Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), favorece a los proyectos que no contaminan, y les permite emitir bonos de carbono que ellos mismos pueden vender, aportando al financiamiento de proyectos sustentables. Los bonos de carbono pueden ser adquiridos por quiénes no pueden reducir o no dejan de tener emisiones de gases de efecto invernadero, con lo cual “neutralizan o reducen” sus propias emisiones.
De este modo, los bonos de carbono son una forma de valorar las emisiones de CO2 que se dejan de enviar a la atmósfera en cualquier proceso productivo. Los bonos de carbono son la base de la nueva economía sustentable.

¿Quiénes pueden comprar estos bonos?

Personas, empresas e incluso eventos, siendo un ingenioso camino a la llamada era del carbono neutral. Lo que alguien emite, otro lo reduce utilizando energías limpias.

Colbún hoy emite bonos de carbono gracias a seis centrales certificadas ante reconocidos estándares internacionales, el Mecanismo de Desarrollo Limpio de Naciones Unidas y el Verified Carbon Standard: las centrales hidroeléctricas de pasada Chacabuquito, Hornitos, Quilleco, San Clemente y La Mina, y la planta solar fotovoltaica Ovejería. Chacabuquito fue la primera central en el mundo en transar bonos de carbono.

Gracias a la operación de estas seis instalaciones se evita la emisión de más de 560.000 toneladas de CO2 al año, equivalentes a retirar 140.000 autos por un año.

En la actualidad este tema se ha convertido en uno de los ejes en la discusión en torno a la COP25, que se realizará a fines de año en España. El foco está en minimizar el impacto de las economías mundiales y en establecer un sistema centralizado que determine cómo se realizan las transferencias de bonos de carbono entre los países.

Colbún comenzó a trabajar hace casi dos décadas en acciones destinadas a gestionar su huella de carbono y mitigar los efectos del Cambio Climático. Fue así como el año 2001 empezamos a medir nuestra huella de carbono; en 2002 nuestra central hidroeléctrica Chacabuquito (Complejo Aconcagua, Región de Valparaíso) fue la primera en el mundo en transar bonos de carbono; en 2009 nos convertimos en la primera empresa chilena en reportar sus emisiones al CDP (Carbon Disclosure Project), y en 2018 fuimos la primera empresa chilena reconocida con la máxima distinción del Huella Chile del Ministerio de Medio Ambiente.

5 Toneladas de CO2 reducidas por Colbún, y algunas equivalencias al 31/12/2018

Notas Una central de generación de energía es elegible ante algún sistema de acreditación de carbono cuando se demuestra que ésta reduce las emisiones de CO2, cumple con los requerimientos de “adicionalidad” y “práctica común”, además de aportar al desarrollo sustentable del sistema eléctrico. Tanto el MDL, del Protocolo de Kioto, así como el VCS, certifican a los proyectos que ayudan a combatir el cambio climático, permitiéndoles emitir bonos de carbono.

Documento de Interés

Nuestro aporte a reducir la
Huella de Carbono