Innovación para la seguridad

1. Antecedentes

Mecanismos tradicionales como los clásicos buzones o concursos de ideas pueden generar resultados interesantes, pero también enfrentan una inevitable pérdida de foco en los aportes, falta de especificidad en las ideas y/o una capacidad limitada de gestionar y mantener una comunicación fluida entre los equipos gestores de los desafíos y quienes realizan contribuciones, minando la credibilidad en estos procesos y generando desmotivación en el personal.

“¿Para qué aportar si no me escuchan?”; “ni siquiera me dieron una respuesta a mi idea”; “yo participé y al final me robaron mi idea”, son algunas frases que se obtienen luego de los procesos de innovación abierta tradicionales, donde el equipo gestor a veces se ve sobrepasado en sus capacidades de respuesta, evaluación y posterior gestión de las ideas recibidas.

En este contexto Colbún junto a Aukan-DICTUC, diseñó un proyecto de innovación abierta para evitar las situaciones antes mencionadas.

2. 4 máximas del proceso de Innovación abierta

El proceso se sustenta en 4 máximas:

El proceso debe contemplar una etapa de reflexión previa, ejecutada de manera participativa, para generar alineamiento y mejorar el foco de los aportes.

Durante el proceso, la comunicación debe ser activa y fluida entre el equipo gestor y los proponentes de las ideas, llegando incluso a producirse feedback de parte de la alta gerencia.

Debe haber visibilidad de quienes proponen las ideas, asegurando que todos sepan quién hizo el aporte y potenciando así la capacidad de complemento de las ideas por parte de los respectivos pares, para mejorar la calidad, la especificidad de las ideas y aprovechar la inteligencia colectiva.

Las ideas de mayor costo-beneficio y/o un importante efecto en las prácticas de las personas deben ser implementadas prontamente.

3. Mecanismo de implementación

Para la implementación de las ideas se contrató e instaló una plataforma web (Ubinn de la empresa Innobis) que permitiera llevar el proceso de reflexión de forma participativa, compartir ideas, comentarlas, complementarlas y rescatar la valoración de los participantes, siempre mostrando la identidad y área de éstos. Adicionalmente, se constituyó un equipo experto para acompañar técnicamente el proceso, el que procuró supervigilar las publicaciones, retroalimentar a los participantes y facilitar el co-desarrollo de contribuciones con la calidad y especificidad requerida (puntos fundamentales para la motivación de los participantes y posterior evaluación de las ideas recibidas).

Por su parte, el equipo gestor definió con claridad el foco y el objetivo del desafío con que se pondría a prueba la metodología, que en este caso fue:¿Cómo hacer de nuestras centrales las más seguras de Chile?

4. Plan piloto y expansión

La integración de todos los factores antes descritos se inició con un piloto en la central termoeléctrica Santa María de Coronel. Este piloto tuvo una duración de casi 4 meses y resultó ser altamente exitoso, ya que contó con la participación de más de 70 trabajadores de planta y contratistas y un total de 1.235 visitas a la plataforma. Se recibieron más de 50 ideas en el sistema, de las que 19 pasaron a etapa de implementación inmediata y 15 a fase de estudio, de acuerdo a las evaluaciones del equipo técnico. Coincidentemente, durante el período de diseño y desarrollo de este proyecto, la Central Santa María mostró excelentes indicadores de seguridad (mejorando considerablemente respecto a valores del año previo).

Gracias a los positivos resultados obtenidos en esta primera experiencia, la gerencia de la Compañía decidió llevar el Desafío de Innovación Abierta en Seguridad a todas sus centrales. Es así como a mayo de 2016 se han recorrido cinco instalaciones, hay 302 participantes y un total de 288 ideas co-construidas a través de esta metodología (con casi un 10% de ellas ya implementadas).

Además de los resultados concretos señalados, ha sido tremendamente gratificante el proceso participativo que se ha generado. Por ejemplo, se ha perdido el miedo a exponer ideas al escrutinio de pares, potenciándose la capacidad de construir sobre las propuestas de manera colaborativa. En nuestros desafíos de innovación abierta, más que encontrar ganadores de un concurso, buscamos encontrar y desarrollar las mejores soluciones en equipo. Luego, estas soluciones se ven plasmadas en el menor tiempo posible, demostrando que es factible generar cambios positivos en nuestro entorno de trabajo. Todos pueden ser agentes de cambio, sólo hay que atreverse.