Noticias

Talleres de mosaicos de Plaza Tricentenario convocan a cerca de 100 voluntarios

junio 1, 2017

El proyecto, que se ubicará en la Rotonda La Palma, es impulsado por la Municipalidad de Quillota y la empresa Colbún, a través de su Complejo Nehuenco.

Cerca de un centenar de quillotanos ha participado ya de los talleres de mosaicos que se desarrollan en dependencias de Banamor (Concepción 877), en el marco del proceso de construcción de la Plaza Tricentenario, recibiendo este miércoles la visita del Alcalde de Quillota, Luis Mella; el Gerente de Asuntos Públicos de la Empresa Colbún, Pedro Vial; y el Subgerente del Complejo Termoeléctrico Nehuenco, Patricio Guerra.

El objetivo de la iniciativa es capacitar a los vecinos de la comuna en técnicas de mosaico, de modo que la comunidad puede ser parte de la elaboración del muro principal que tendrá el proyecto, el cual es llevado a cabo por la Municipalidad de Quillota y la Empresa Colbún, con la colaboración de Ciudad Color.

Los talleres, que se iniciaron a fines de abril, se extenderán hasta fines de julio, son gratuitos y están abiertos a todos los habitantes de la comuna mayores de 15 años. Asimismo, los cursos son dirigidos por la experimentada mosaiquista nacional, Jadra Daruich, y su equipo -entre los cuales está la mosaiquista local Nora Fernández-, quienes instruyen a los voluntarios en la elaboración y ensamble de las piezas de mosaico.

Cabe destacar que el motivo de la visita de las autoridades fue conocer el proceso de aprendizaje de los participantes, ver el estado de avance del proyecto, además de agradecer la motivación de todos los voluntarios.

El Alcalde de Quillota, Luis Mella, valoró la respuesta que ha tenido la comunidad en las diferentes fases participativas del proyecto, recalcando que este aspecto de la iniciativa ha sido fundamental para su éxito. “Va a ser una obra que en su esencia va a mostrar el pilar de la colaboración, fundamental para la felicidad. Por eso estamos tan contentos, se ha ido dando una situación que es muy recomendable para cualquier comuna. Nosotros queremos que la gente siga un proyecto ciudad y la forma de lograrlo es hacerlos participar en obras concretas. Eso estamos haciendo con la Plaza Tricentenario”, afirmó.

En este mismo sentido, Pedro Vial, Gerente de Asunto Públicos de Colbún, destacó que “la importancia fundamental es que se está generando un símbolo emblemático para la comuna, que va a hacer la ciudad reconocible. Sobre todo, que en este hito están participando los quillotanos y lo están haciendo de manera espectacular, con un entusiasmo increíble”, señaló. Además, agregó que “en el fondo, estamos fomentando un proyecto donde muchas personas están siendo incorporadas y están sintiendo como propio este símbolo que se quiere generar para la ciudad de Quillota”.
Por su parte, Jadra Daruich, mosaiquista a cargo de las clases, resaltó que la relevancia histórica que ha ido adquiriendo el proyecto ha sido clave para la participación de la ciudadanía. “Ha sido un trabajo bien bonito porque la gente está interesada y comprometida con el proyecto y con la comunidad. El hecho de que este mural va a perdurar en el tiempo los motiva aún más porque sus familias, sus hijos y nietos van a ver que colaboraron para celebrar los trecientos años de Quillota”, aseveró.

Mariana Fuentes, una de las voluntarias de los talleres de mosaicos, resaltó a su vez el trabajo conjunto y participación con otros vecinos. “El conocer personas en el proceso, sus experiencias, su desempeño, su creatividad y, finalmente, el hecho de incluir a la comunidad, es algo muy bueno”.

Los talleres de mosaicos se llevan a cabo de lunes a viernes, desde las 10 hasta las 13 horas, y entre 15 a 17:30 horas; mientras que los sábados se realizan de 10 a 13 horas. Cada curso está conformado por un máximo de 15 personas.

Para mayor información se encuentra disponible el Fan Page Facebook Plaza Tricentenario Quillota.

Plaza Tricentenario

La Plaza Tricentenario se enmarca en el aniversario número 300 de la comuna, considerando una inversión estimada de 135 millones de pesos y cerca de 2 mil metros cuadrados de extensión, dentro de los cuales se dispondrán jardines perimetrales, iluminación y mobiliario urbano. Asimismo, en su explanada central, destacarán tres muros compuestos de 3.600 ecoladrillos y hormigón, además de estar revestidos de mosaicos y graffiti-muralismo, cuyo diseño fue elegido por la misma comunidad quillotana.

Cabe destacar que el proyecto, que está acogido a la ley de donaciones culturales, está basado en cuatro conceptos que representan el espíritu de la plaza: 1) sustentabilidad, idea que se encontrará en la estructura misma de este espacio conformada por ecoladrillos; 2) colaboración, dado que esta iniciativa contempla diferentes aportes de los quillotanos en el contenido de los murales de la plaza; 3) felicidad, representada en los colores que tendrá este lugar; y 4) inclusión, debido a que se busca la contribución de todos los vecinos de la comuna.

COMPARTIR